Así armamos tu State Bicycle

A pesar de que nuestras State Bicycle vienen semi armadas y esto pueda parecer algo simple, es fundamental que se trabaje con cuidado la instalación de cada pieza, a fin de cuentas lo que estamos haciendo es darle vida a nuestras bicicletas.

Por eso nosotros dejamos todo en manos de Felipe de taller RTH, con quién compartimos el amor por las bicicletas y con quien nos preocupamos de cada detalle en el armado para entregarles una buena experiencia.

Pero como en algunos casos serán ustedes quienes tengan que armar su propia bicicleta antes de llevarla a un taller, aquí te contamos cómo es nuestro proceso de armado.

¿Qué herramientas necesitamos?

- Llave de torque
- Llave allen 4, 5 y 8 mm.
- Grasa de montaje.
- Llave de pedal
- Llave 15 mm
- Aceite para transmisión de bicicletas


¡Vamos por parte!


1. Instalación rueda.


Lo primero que vemos al abrir la caja, además de ver un hermoso marco, es una bicicleta con una sola rueda instalada (la rueda trasera configurada en modo una velocidad) por lo que tu instinto tal vez señalará como primer objetivo montar la rueda delantera.

Para eso montamos la horquilla sobre la rueda, luego verificamos su alineación con respecto al centro y al freno antes de apretar las tuercas.

Lo más común es tener a mano una llave de 15 mm con la que podemos realizar el apriete de tuercas, pero lo recomendable es usar una llave de torque con la que podamos verificar la presión exacta, ya que al exceder el apriete corremos el riesgo de rodar la tuerca.

Como les mencionamos anteriormente, la rueda trasera viene configurada para uso de una velocidad, si quieres modificarlo para usarla con piñón fijo, deberás sacar la rueda y volver a instalarla dejando el piñón fijo para el lado de la cadena. Además te recomendamos verificar el apriete al igual que su contratuerca. 

2. Ajuste de Tee.


La tee y el juego de dirección vienen montados de fábrica, por lo que no deberás preocuparte por eso, pero si deberás verificar que esté bien alineado con la rueda delantera antes de corregir el apriete de los pernos que ensamblan la tee con la horquilla. Esto es muy simple y puedes realizarlo con una llave allen de 4 mm (en otras bicicletas puede que necesites una llave de 5 mm), llave que te será muy útil para realizar ajustes constantes que necesitará tu bicicleta, como ajustes de frenos y altura del sillín, pero esto lo veremos más adelante.


3. Instalación manillar.


Ahora que tenemos bien ajustada la tee, solo debemos montar el manillar, para esto se deben apretar los 4 pernos que van por el frente con una llave allend e 4mm, de forma cruzada y verificando que la tapa baje de forma pareja.
Generalmente cuando apretamos este tipo de piezas, tendemos a creer que el trabajo no queda bien si no se aprieta al máximo, pero cuidado, muchas veces el sobreapriete de los pernos puede causar fisuras en el material y posteriormente romperlo.

Por eso la importancia de trabajar con una llave de torque que nos permita trabajar con la presión exacta.

4. 
Ajuste de frenos.


Otra pieza importante que ya viene montada de fábrica para simplificar el armado son los frenos, pero es necesario revisar y ajustar los patines de frenos, eje central y largo de la piola. Todo esto lo puedes realizar ajustando el apriete de los pernos con la llave allen de 5 mm.


5. Instalación asiento.



Esta es una de las instalaciones más básicas donde solo debemos introducir el tubo del asiento en el marco y luego apretar los pernos con una llave allen de 4 mm dejando el asiento a la altura que más nos acomode.

En esta etapa nos preocupamos del uso de grasa de montaje para el tubo del asiento. La grasa nos ayuda a evitar la corrosión del material que se podría generar por el medio ambiente o el agua. Esta corrosión puede hacer que el tubo se pegue al marco de la bicicleta y aunque parezca algo lógico, es algo muy común de ver.

6.
Ajuste de biela.


¡Ya tenemos casi todo listo! Solo faltan las bielas y los pedales para, literalmente, echar a andar la bici. Las bielas ya vienen instaladas pero como en todas las piezas, siempre es bueno chequear y ajustar. Para el apriete de las tuercas necesitaremos una llave allen de 8 mm con una llave de torque para mayor precisión, con esto verificamos que el apriete de tuercas sea el correcto.


7. Instalación pedales.


Luego de que verificamos el apriete de las bielas, instalamos los pedales, una acción tan sencilla que solo necesitarás tu manos y grasa de montaje.

Los pedales vienen marcados para identificar el lado al que corresponden R (right) L (left). Aunque parezca obvio te lo recordamos en este blog, ya que si cometes este error no serías ni la primera ni la última persona que monta los pedales al revés

¿Y la grasa de montaje? bueno, al igual como mencionamos en la instalación del asiento, es importante usar grasa de montaje en los hilos de los pedales para evitar la corrosión del material.

8. Aire.


Finalmente viene el inflado de tu bicicleta, una acción que deberás realizar de forma periódica, por lo que siempre será bueno tener a mano un bombín o un adaptador para válvula francesa en el caso que necesites inflar la bici al paso en una bomba de bencina.

En cuanto a la presión del aire, la recomendación viene escrita en el borde del neumático y se mide en PSI. Es importante que sigamos la recomendación del fabricante en cuanto a la presión del aire, si usamos menos aire estaremos más expuestos a que algo que esté en la calle, como una piedra o agujero, hunda nuestro neumático y que esto produzca un “llantazo” generando agujeros o abolladuras.
Y si sobre inflamos la rueda corremos el riesgo de que las telas del neumático no resistan la presión de aire y que finalmente se raje.
Por eso es importante seguir las indicaciones del fabricante, si están ahí es por algo.

Por último, y aunque no es parte de la instalación domo tal, siempre es bueno recordar que debemos aceitar la cadena al inicio y constantemente en cada mantención con aceite de transmisión para evitar mayor desgaste y ruidos molestos.


Cómo puedes haberte dado cuenta el proceso en general es bastante sencillo, pero no está demás recordarles que siempre lo mejor será dejar todo en manos de experto ya que en esos detalles está la diferencia de vivir una mejor experiencia con tu bicicleta.